En un sistema de medicina alternativa o complementaria que consiste en la aplicación de Procaína en diferentes puntos específicos del organismo. La procaína es un anestésico local, sin embargo, su uso en la terapia neural no busca efectos anestésicos, sino la estimular los mecanismos naturales de curación del organismo. 

Cómo funciona la Biopuntura

El profesional idóneamente formado, realiza una historia de vida completa del paciente donde se parte del diálogo y la comprensión de la situación del otro, teniendo en cuenta sus diferentes situaciones emocionales y sociales. Se trabaja en pro de la construcción de una relación solidaria con el enfermo que permita que éste se sienta acompañado en su situación actual y que juntos (médico y enfermo) unifiquen esfuerzos para buscar la solución de los problemas.

Lo que el paciente cuenta, lo que siente, lo que le molesta y la exploración, es la manera de dialogar con su neurovegetativo. El diagnóstico académico y las pruebas complementarias, sin rechazarlas, resultan secundarias, complementarias. Si dejamos constancia de su sentimiento y su estado emocional, podremos observar después los cambios a ese nivel, que son siempre trascendentes, casi un signo de garantía de mejoría también física o de curación.

Es importante saber cómo empezó, cuáles eran los primeros síntomas y dónde aparecieron y sobretodo, con qué lo relaciona la persona. Los antecedentes quirúrgicos, infecciosos, traumáticos, odontológicos y ginecológicos son importantes para valorar posibles focos de irritación en el Sistema Nervioso.

Los hábitos alimentarios, fisiológicos y tóxicos son muy importantes para regular el proceso de curación, en ocasiones son imprescindibles, a veces su modificación puede ser el único tratamiento necesario. 

Tipos de enfermedades que pueden ser tratadas con la terapia neural

Este tipo de medicina ha demostrado ser muy útil para solucionar cualquier tipo de dolencia en los pacientes, incluyendo trastornos como dolor crónico que no han mostrado mejoría con los analgésicos convencionales, todo tipo de enfermedad crónica que no haya mostrado mejoría con los tratamientos de los especialistas, así como problemas recurrentes o repetitivos.  Los cuadros agudos también son susceptibles de manejo con terapia neural como por ejemplo trastornos osteomusculares, dolor agudo trastornos digestivos, inflamación aguda, entre otros.

Para los que quieran probar la lista de patologías que aborda, siempre y cuando no haya daño grave ni quirúrgico, y como tratamiento coadyuvante, desde la cabeza a los pies son:

  • Migrañas, jaquecas, cervicalgias de todo tipo

  • Patologías ostioarticular, bursitis, artritis, artrosis, contractura musculares, lesiones musculares, tendinitis, tendinosis, síndrome túnel carpiano que no haya generado un daño grave.

  • Problemas tiroideos y de la zona de la garganta.

  • Sinusitis agudas como crónicas

  • Problemas pulmonares y estados asmáticos

  • A nivel digestivo: gastritis, reflujo, úlceras

  • A nivel abdominal, todo lo relacionados con intestino

  • Problemas renales

  • Infarto miocardio

  • Síndrome de déficit atencional

  • Trastorno del sueño

  • Dolores en general provenientes de patologías crónicas y autoinmunes. 

Beneficios de la Terapia Neural

La Terapia Neural es una de las terapias más completas: dado que el sistema nervioso regula todas las funciones del organismo, ayudando a recuperar el equilibrio del sistema nervioso ayudaremos a recuperar el equilibrio de cualquier parte del organismo que esté afectada.

Se trata de un tratamiento integral: trabaja sobre el sistema nervioso y éste conecta todas las partes de nuestro organismo, la Terapia Neural repercute en las distintas partes que se encuentran relacionadas entre sí.

En general, los resultados son duraderos pues se trata de un tratamiento de la causa. 

Limitación, Contraindicación y/o Efectos adversos

La terapia neural únicamente tiene limitaciones en pacientes con enfermedades en las que esté afectada la coagulación de la sangre o que comprometan de manera severa el sistema de defensa del organismo.

Si la procaína que se utiliza está totalmente libre de conservantes, las reacciones adversas son extremadamente raras. Suelen ser inflamaciones más o menos dolorosas en los puntos de aplicación, leve mareo, relajación, fiebre, agotamiento, dolores musculares como agujetas, etc., pero estos síntomas más bien corresponden a reacciones que podríamos considerar autocurativas y suelen ser pasajeros y sin consecuencias. Suelen autolimitarse en 24 a 48 horas. Suele aliviar mucho la aplicación de unos paños de agua caliente en la zona que ha reaccionado.

En Terapia Neural se trabaja también desde hace décadas en niños lactantes y en mujeres embarazadas. La experiencia acumulada por numerosos profesionales con cientos de miles de pacientes hace que esta sea una terapia segura si se es un buen conocedor de la técnica.