La moxibustión es una de las técnicas terapéuticas de la Medicina Tradicional China (MTC) en la que se utilizan puros de Moxa para aplicar calor en puntos concretos de acupuntura.

El objetivo es generar un efecto que ayude a equilibrar el organismo gracias a los estímulos producidos por el calor que penetra a través de los puntos y meridianos de acupuntura, afectando así a nuestras funciones fisiológicas y órganos internos.

Los profesionales pueden aplicar la moxibustión de diversas formas. El método más común es mediante el uso de un puro de Moxa.

La moxa está compuesta por la planta Artemisa vulgaris en su forma seca que permite aplicar el calor en puntos de moxibustión y acupuntura.

La moxibustión se puede aplicar de manera individual o combianda con otras técnicas terapéuticas de la M.T.C. como la Acupuntura, Fitoterapia o Masaje Chino Tuina para ofrecer un efecto más potente.

El uso de la Moxibustión tiene sus orígenes en China sin embargo cada vez se utiliza más en países de todo el mundo, tanto de Oriente como de Occidente.

Consulta de moxibustión

La Moxibustión la realiza un profesional cualificado que haya tenido una formación adecuada en Medicina Tradicional China.

En ocasiones el terapeuta puede realizar la Moxibustión como única técnica terapéutica, o bien combinarla con otros métodos como pueden ser la Acupuntura, Masaje Tuina, Ventosas, Fitoterapia China, Gua Sha….

Después de que el terapeuta haya realizado un correcto diagnóstico, la aplicación de la sesión de moxibustión suele durar entre 5 a 20 minutos aproximadamente.

Dependiendo del tipo de moxa aplicada, puede que el terapeuta realice las técnicas de manera manual en puntos concretos de nuestro cuerpo o utilice cajas o conos de moxa que pueden abarcar varias zonas corporales y con los que notaremos el calor hasta que estos se consuman.

Tipos de enfermedades que pueden ser tratadas por la Moxibustión

En términos generales la Moxibustión sirve para prevenir y tratar enfermedades mediante la aplicación de calor. Ello es posible gracias a que favorece la circulación de la Sangre y Energía, ayuda a eliminar el frío y la humedad internos, y activa las funciones orgánicas.

La moxibustión puede tratar enfermedades muy variadas ya sean agudas o crónicas. Veamos a continuación algunas de las enfermedades más comunes tratadas con Moxa.

  • Problemas digestivos.

  • Prevención contra los resfriados o gripes.

  • Problemas ginecológicos y dolores menstruales.

  • Diarrea o estreñimiento.

  • Problemas en obstetricia.

  • Lesiones deportivas.

  • Cansancio o fatiga.

  • Falta de concentración o memoria.

  • Dolores articulares.

  • Artritis.

  • Disfunción sexual.

  • Sofocos durante la menopausia.

  • Problemas sanguíneos o de mala circulación.

  • Problemas metabólicos o del Sist. inmunológico.

  • Otras enfermedades.

Beneficios, Indicaciones y efectos propiciados por la moxibustión 

(Algunos de los términos indicados a continuación son términos chinos y/o técnicos utilizados por los profesionales en Medicina China por lo que se requiere cierta formación para entender su significado):

BENEFICIOS:

  • Previene enfermedades.

  • Promueve la circulación de Qi (Energía) y Xue (Sangre).

  • Tonifica el Yang Qi.

  • Calienta los meridianos o canales energéticos.

  • Elimina el frío y calienta la sangre.

  • Calma el dolor (analgésico).

  • Puede eliminar lo tóxico (capacidad de generación de anticuerpos).

  • Tonifica el Wei Qi.

  • Aumento la producción de glóbulos rojos, blancos y hemoglobina.

  • Puede tonificar ciertas funciones fisiológicas.

INDICADA PARA:

  • Reforzar la energía Wei de protección externa.

  • Deficiencia de Yin-Yang.

  • Hundimiento de Qi (por insuficiencia).

  • Calentar los meridianos y eliminar el frío.

  • Estasis de Xue (Sangre) por frío.

  • Tratar calor por insuficiencia. (falso calor)

  • Mejorar el síndrome Bi doloroso obstructivo.

  • Tonificar el Jiao Medio.

  • Fortalecer el sistema inmunológico.

  • Dispersar el viento por ataque patógeno externo.

  • Enfermedades crónicas o de difícil tratamiento.

Limitación, Contraindicaciones y/o Efectos Adversos

En ciertas ocasiones la aplicación de Moxa y calor puede estar contraindicada en función de la condición o estado del paciente. La Moxibustión puede estar contraindicada en los siguientes casos:

  • Por ejemplo, aquellos síndromes que cursan con un exceso de calor pueden verse agravados si se aplica el calor aportado por la Moxibustión.

  • En aquellos pacientes con una mala hidratación que presentan sed, o se encuentran excesivamente fatigados.

  • También se debe prevenir el aplicar la Moxa sobre piel húmeda o mojada para evitar ampollas.

  • No se debe aplicar moxibustión en pacientes muy fatigados, en ayunas o asustados.

  • No es recomendable moxar a niños menos de 7 años.

  • No se suele recomendar la aplicación de la moxibustión en heridas abiertas, cicatrices, mucosas, tendones o vasos sanguíneos.

También se debe adaptar la intensidad de la moxibustión a las condiciones concretas de cada paciente según su constitución física, edad o vitalidad.

Por ello se recomienda realizar una aplicación progresiva de la moxibustión y así dar tiempo al paciente para que se acostumbre a la sensación. Y teniendo en cuenta la posición del paciente para que la aplicación se haga cómoda y correctamente.